DUBLIN, CARROT CUPCAKES Y EL MÓVIL VIAJERO

Para que mi chico y yo tengamos 4 días de fiesta a la vez, se tienen que alinear los astros. Pasa una o dos veces al año debido principalmente a mis turnos de trabajo infernales y, claramente, excesivos.

Pero por fin sucedió y conseguimos unos billetes baratos a Dublín para hacer una escapadita. Para rematar la conjunción de astros, nuestro primer día allí fue frío, pero maravillosamente soleado  y lo aprovechamos para recorrer la ciudad sin parar. Estábamos encantados. Incluso dí saltitos de felicidad por la calle tras visitar una tienda llena de utensilios para repostería (donde no compré nada porque no iba a facturar la maleta).

Cupcakes típicamente otoñales... ¡carrot cupcakes!

Y entonces sucedió. Mi móvil se puso celoso. Mi móvil siempre iba conmigo, hasta aquel día: el día en que le abandoné por mi chico y por Dublin. El día en que se enfadó conmigo y “voluntariamente”, salió del cajón en el que lo había dejado, para recorrer la cuidad. Creo que estaba despechado. Imagino que habrá encontrado el amor con un leprechaun pelirrojo y estarán los dos bebiendo pintas de Guiness a nuestra salud.

La huída de mi móvil casi consigue chafarme el fin de semana, pero mi chico, que puede llegar a ser El Mejor con mayúsculas, me animó sin parar. Y mientras tomábamos un café, me invitó a carrot cake (pastel de zanahoria). Y le encantó. Y como le encantó,  le prometí que le haría unas carrot cupcakes (o cupcakes de zanahoria) a la vuelta. Así que  cumplí mi promesa y aquí va la receta:

CARROT CUPCAKES CON CREAM CHEESE FROSTING

Adaptada de Joy Of Baking (of course) para 12 cupcakes

Para las magdalenas:

  • 175 g de harina
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 1 sobrecito de levadura
  • 120 ml o ½ taza de nueces picadas (yo no lo medí, eché un montón a ojo)
  • 2 huevos L
  • 135 g de azúcar
  • 160 ml de aceite de girasol
  • ½ cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 manzana rallada
  • 3 zanahorias medianas ralladas

Para el cream cheese frosting:

  • 100 g de queso crema
  • 100 g de mantequilla
  • 200 g de azúcar glas

Se precalienta el horno a 180ºC. En un bowl grande se mezclan los ingredientes secos: harina, levadura y canela. En otro bowl, se baten los 2 huevos y se incorpora el azúcar progresivamente hasta lograr una pasta homogénea de color amarillento. Posteriormente, se añade el aceite y esta masa se añade a los ingredientes secos. Cuando todo se ha mezclado, se añaden la manzana, las zanahorias y las nueces troceadas. Os recomiendo que ralléis las zanahorias y la manzana muy-muy finas, especialmente la zanahoria, para que se cuezan bien en el horno.

Se distribuye la mezcla en las cápsulas de papel y se hornean unos 22 minutos o hasta que clavéis un palillo en el centro y salga limpio.

Recién salidas del horno... ¡ummm!

Para el frosting, se baten juntos el queso, que debe estar frío, con la mantequilla a temperatura ambiente y el azúcar glas hasta que la mezcla blanquee y sea homogénea y espesa. Con una manga pastelera, decoráis las cupcakes.

PD: que sepáis que parte de las zanahorias de fondant ¡las hizo mi chico!.

Anuncios

Me encanta que comentes mis post, por favor, ¡anímate a dejar un comentario! Me los leo y contesto a todos :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s