TARTA DE CHOCOLATE, NATA Y CARAMELO SALADO

Ya sé que estamos casi a mitad de mes, pero como es mi primera entrada del año… ¡FELIZ AÑO NUEVO A TODOS! Recapitulando las últimas 2 semanas, al final no conseguí hacer roscones para Reyes (¡oooooh!) y el que compré en el super era bastante malo, la verdad. Tampoco conseguí sacar tiempo para hacerle una tarta de cumpleaños a mi hermana, que cumplió 30 añazos el día de Nochevieja. ¡Sorry Leti, no había tiempo para todo! Tenía la receta y la decoración decididas… queda en la lista de “pendientes para 2013”.

tarta3

Al menos, sí que he tenido tiempo, una vez superado el atracón navideño, para hacer una receta que llevaba tiempo queriendo probar, por el cumpleaños de mi marido.  La receta original la vi en La Receta de la Felicidad, aunque yo la he simplificado aún más. Digo, “aún” porque tiene poca dificultad, es muy resultona de aspecto y muy buena de sabor. Básicamente lleva una crema de caramelo, ganache de chocolate y nata. Al alcance de cualquiera, por mal repostero que sea ¡prometido!.

Para los que no sepáis lo que es un ganache, es una crema de chocolate y nata, sencillísima de hacer. La proporción habitual sueles ser 1:1 si se usa chocolate negro, pero depende de la receta, la intensidad de sabor y la consistencia que queráis obtener. Si lo hacéis con chocolate con leche, se suele usar 1 parte de nata por 2 de chocolate.

Sí quiero hacer una puntualización sobre la nata. Para montar nata y que tenga cuerpo suficiente, no vale cualquier nata, debe tener mínimo 35% de materia grasa. Al parecer, en EEUU las venden hasta con un 40% de MG, pero aquí las de mayor porcentaje llevan 35’1% de MG. Los blogs entendidos y fiables dicen que ese 0’1% marca la diferencia entre una nata que, tras montarla, se cae y otra que mantiene la textura.

tarta2

TARTA DE CHOCOLATE, NATA Y CARAMELO SALADO

Adaptada de La Receta de la Felicidad

Cantidad para una tarta pequeña de 18 cm de diámetro. Comen fácilmente 4-5 personas.

  • PARA LA BASE:

1 lámina de hojaldre (usé una lámina fresca de las que venden en los supermercados en un rollito).

  • PARA LA SALSA DE CARAMELO

40 ml de nata

40 g de azúcar

1 cucharada de mantequilla

Un poco de sal.

  • PARA EL GANACHE DE CHOCOLATE

300 ml de nata de montar

200 g de chocolate de repostería (usé Lindt postres 60% de cacao, pero podéis usar con mayor porcentaje de cacao, a vuestro gusto).

  • PARA LA DECORACIÓN

250 ml de nata de montar 35’1% MG

1 cucharada sopera de azúcar

Cacao puro en polvo.

Comenzad, como siempre, precalentando el horno a 180ºC. Cubris un molde (preferentemente desmoldable) de tarta con la masa fresca de hojaldre. En mi caso como la base de hojaldre era bastante mayor en diámetro que el molde, tuve que recortar un trozo. Para hornear este tipo de hojaldre, lo mejor es presionarlo bien contra el molde y pincharlo para que no suba. Posteriormente, mi consejo es que cubráis las paredes del molde con papel de aluminio  para que los bordes de la tarta ni se “inflen” demasiado, ni se caigan hacia el fondo, ni se quemen.

tarta1

Mientras horneáis durante unos 15 minutos, se prepara la salsa de camelo. En una jarra medidora, dejáis preparados los 40 ml de nata, una cucharada de mantequilla y la sal. Ponéis a calentar un cazo o sartén pequeña en la cual debéis poner verter el azúcar. Si no habéis hecho caramelo nunca, os voy a dar un par de consejitos. El primero es que dispongáis el azúcar homogéneamente en el fondo de la sartén, sin que haga montoncitos, o habrá zonas que no se disuelvan mientras otras se queman. El segundo es que lo vigiléis a conciencia, porque una vez que el recipiente coge calor, el azúcar se quema rápido y si no andáis al loro, se echa a perder. El tercero y más importante es QUE NO METÁIS EL DEDO EN EL CARAMELO CALIENTE u os haréis unas quemaduras de aquí te espero. ¡Advertidas quedáis! Una vez el caramelo está hecho, se retira del fuego y se añaden la nata y la mantequilla. Notaréis que burbujean mucho y que parece que la salsa no va a ligar (cómo me mola esa expresión), así que revolved con una cuchara de palo hasta que lo consigáis . Se cubre el fondo del hojaldre con la salsa y se mete en la nevera hasta que solidifique, aproximadamente 1 hora.

Para el ganache, ponéis a hervir 300 ml de nata y troceáis el chocolate en un bowl que aguante el calor. Cuando empiece a hervir, se echa la nata sobre el chocolate y se mezcla hasta que se derrita del todo. Lo reserváis hasta que esté a temperatura ambiente. Cuando el caramelo esté frío, cubrís con el ganache hasta el borde del hojaldre. Se enfría durante varias horas en el frigo.

Sí, ya sé que mi tarta no es perfecta, pero ¡no todo lo bueno es perfecto!
Sí, ya sé que mi tarta no es perfecta, pero ¡no todo lo bueno es perfecto!

Por último, se monta la nata con el azúcar. Cuando déis la vuelta al cuenco y la nata no se caiga, es que está hecha. No la batáis demasiado o se hace una especie de mantequilla y no vale para nada. Para la decoración, yo copié la original, pero la verdad es que fue porque no tenía tiempo y no me apetecía darle al coco. ¡Vosotras podéis poneros creativas! Esta es muy sencillita, no requiere boquilla y el resultado es bueno. Opcional lo de poner chocolate en polvo encima (tamizado eso sí, para que no haya pegotones).

Un beso a tod@s y hasta pronto!

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Me encanta que comentes mis post, por favor, ¡anímate a dejar un comentario! Me los leo y contesto a todos :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s