BIZCOCHO DE CHOCOLATE SIN HARINA

¿Qué tal va enero? ¿Está siendo dura la vuelta a la rutina? Yo estoy encantada. No solo trabajo menos que durante las fiestas, lo cual es fácil, sino que con el cambio de año renuevo energía y lo vivo todo con más ilusión. Con eso de la #OperaciónBikini2015, no hago más que comer lechuga. Creo que he comido más lechuga en lo que va de enero que en todo 2014. No voy a poner recetas de ensaladas, pero últimamente estoy probando a poner fruta, como granada, mandarinas o frambuesas, así como distintas vinagretas, para no aburrirme y es un éxito. También me he comprado una camiseta naranja fosforita (pero muy fosforita), de esas que sólo sirven para que te señalen por la calle o para que te encuentren en medio de una multitud, para animarme a gastar las zapatillas. Con el frío ¡y la lluvia! he abandonado el hábito de andar (y de intentar correr, aunque eso es más una intención que un logro) y retomarlo es necesario, no por estética ni porque correr esté de moda, sino porque es bueno para el cuerpo y la mente. Pasear por la playa de Hendaya me pone de buen humor.

Foto de la playa de Hendaya durante las mareas vivas de Septiembre de 2014, con la marea más baja que he visto nunca.
Foto de la playa de Hendaya durante las mareas vivas de Septiembre de 2014, con la marea más baja que he visto nunca.

Y ya hablando de cosas dulces, que se supone que es a lo que venimos, abandoné un ratito la lechuga para hacer la tarta que os traigo hoy. Íbamos a casa de unos amigos a cenar y ya ha llegado un punto en que no puedo ir a una cena sin postre. ¡Y yo feliz! A la anfitriona le encanta el chocolate y aproveché para hacer un bizcocho sin harina porque tenía ganas de saber qué textura tienen.

flourless1

Luego, ya para rematarlo, monté un poco de nata y puse un montón de moras y frambuesas, que le daban un toque buenísimo. La textura de la tarta recuerda un poco a la de un mousse: es ligera, suave y se deshace en la boca. También se destroza al cortarlo pero, seamos sinceros, ¿a quién le importa?

Vamos con la receta:

  • BIZCOCHO DE CHOCOLATE SIN HARINA

Receta para un molde de 26 cm de diámetro, desmoldable.

  • PARA EL BIZCOCHO: 

4 huevos L

250 g de mantequilla

250 g de chocolate 70% de cacao

180 g de azúcar

100 ml café (yo en los postres siempre uso descafeinado, pero es una manía personal)

10 ml de extracto de vainilla

  • PARA DECORAR

150 g de frambuesas

150 g de moras

100 ml de nata de montar 35.1% MG

1 cucharada sopera de azúcar blanca

frambuesas1

.- La mayor parte de la textura y el volumen de este bizcocho se obtiene de introducir mucho aire en la masa, para lo cual hay que batir, batir y batir más los huevos hasta que comienzan a blanquear bastante y aumenta mucho su volumen. Es la única dificultad de la receta. 

1.- Se prepara un molde desmoldable poniendo papel de horno en el fondo y untando el resto del molde con mantequilla y harina. Se precalienta el horno a 180ºC.

2.- Se derriten la mantequilla y el chocolate en el microondas, poco a poco, para que no se os queme el chocolate. Yo voy poniendo de 30 segundos en 30 segundos, remuevo y vuelvo a calentar hasta que está completamente deshecho. Se reserva.

3.- Se hacen 100 ml de café fuerte y se añade al chocolate. Se mezcla bien y se reserva para que se vaya templando.

4.- En el recipiente de vuestra batidora o a mano (paciencia y buenos brazos si lo váis a hacer a mano) se baten los huevos con el azúcar y la vainilla durante 8-10 minutos hasta que su volumen se triplica y empeza a tomar la consistencia de un merengue blando. Notaréis que cambia el color y se vuelven amarillo pálido.

collage1

5.- Cuando los huevos están listos, se añade el chocolate y se incorpora suavemente con una espátula con movimientos envolventes, de forma que la mezcla no pierda volumen.

6.- Se vierte en el molde y se hornea durante unos 60 minutos. Inicialmente se forma una costra dura, pero si lo pincháis con un palillo como se hace con otros bizcochos, nunca termina de salir limpio, ya que la consistencia es más blandita y tampoco queremos que se reseque.

7.- Se deja en una rejilla a enfriar completamente.

8.- Se monta la nata hasta que queda dura, pero acordaos de no pasaros porque se convierte en mantequilla y se estropea.

9.- Se decora con nata y con los frutos rojos, a vuestro gusto. Y chimpún, ¡a disfrutar!

flourless2

Anuncios

7 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Anónimo dice:

    SE VE DRCO PERON YO LO HICE Y NOSE ME PUSO GRESO COMO HAGO

  2. elnidodemamagallina dice:

    Nada de harina pero mantequilla y nata si, he pillina!!! Tiene una pinta muy buena y las frutas le dan un aspecto precioso.
    Con el tiempo tan bueno que hemoa tenido y ahora que nos animamos a hacer deporte va y se estropea, debe ser una señal, Mercedes, ja,ja.
    Besos

    1. Mantequilla a gogó! La verdad es que inicialmente me dió un poco para atrás la receta por la cantidad de mantequilla. Tampoco me suele gustar usar un montón de huevos. Hay muchas recetas de bizcochos que piden 6 huevos y nunca las hago.
      Lo de no ponerle harina no es por nada de dietas ni de historias, simplemente, quería probar cómo sale un bizcocho sin harina.
      Yo hoy quería pasear, pero hace un tiempazo que da pereza. Igual me tengo que conformar con hacer bici estática un rato.
      Un beso Sara!

  3. UanPound dice:

    ¿Nos estamos haciendo gluten-free y levadura-free? jajaja Pues me parece una idea fantástica, que lo sepas. 🙂 Soy muy fan de los bizcochos de chocolate en todas sus formas así que esta receta caerá.

    Sé que lo de la camiseta naranja fosforito lo has dicho para provocarme. jajaja Que nooooo, si yo también tengo alguna de esas (sobre todo porque a 4.99 € en Decathlon, a ver quién se resiste). Ánimo con lo de retomar los paseos que en invierno siempre da perecilla. Y ánimo también con la operación Bikini 2015. Ay omá, todavía con bufanda y ya pensando en el jodío bikini! 😛

    ¡Un besazo!

    1. No, no, nada de gluten free ni levadura free. No me confundas con una de esas que no comen si no es todo ecológico, biológico, sin químicos (como si los alimentos no fueran química pura, la unión de unas moléculas con otras), sin lactosa y todo crudo, tipo “paleo diet”. Sólo quería probar la receta, jajaja! Ahora, que si con esto hay celíacos que pueden comer tarta, mejor que mejor.
      La operación bikini es una esclavitud insufrible. Ahora, una cosa te digo, como el tiempo no mejore, hoy no sale a pasear nadie en su sano juicio, que hace frío, llueve y hay viento. Ni con camiseta fosforita del decathlon. Por cierto, cómo me gustan los colorindangos de la ropa de deporte! No tengo remedio! 😉
      Un beso guapo, echo de menos tus posts!

  4. Ja,ja,ja, a quién le importa que se rompa al cortarlo? Pues es verdad!

    1. Pues claro! Mis recetas son todas para casa, el trabajo o amigos. Se las come gente de verdad. No las hago específicamente para el blog. Es más bien al revés, surge una ocasión, hago una tarta y la publico. Todas se comen. Siempre me alucina la gente que saca fotazas de tartas de varios pisos con cortes perfectamente limpios. Y luego ¿qué? ¿Le llevan la tarta a la cumpleañera con un trozo de menos? Semejante perfección no casa con mi día a día.
      Espero que, roto o no roto, la receta te haya gustado! Un beso

Me encanta que comentes mis post, por favor, ¡anímate a dejar un comentario! Me los leo y contesto a todos :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s