PAN DE MOLDE CON NUECES

Mi actividad en el blog suele ser inversamente proporcional a la cantidad de cosas que hago fuera de la red, que en este momento son un porrón. Entre ellas, hace un par de semanas fui a The Loaf (el templo panarra de Donostia) a un curso de panes con prefermentos y me piqué con lo de hacer pan de molde casero. Vale, también me piqué con lo de amasar a mano, tengo que reconocerlo. ¿Porqué a ellos les salen unas masas lisitas, brillantes y perfectas y a mi un engendrillo? Así que he aprendido a hacer el amasado francés en casa (podéis ver de qué hablo en este vídeo de La Cocina de Babette) y prometo que es posible, incluso en la cocina de Pin y Pon, con una encimera diminuta. Hoy traigo la prueba.

P1090856

También estoy haciendo un curso de fotografía gastronómica que, por un lado me está encantando y, por otro, desencantando un pelín. Todos sabemos que mis fotos pueden mejorar mucho… pero MUCHO, lo cual está bien, porque me da margen para aprender y disfrutar, así que en sí, el curso no me sobra y los ratitos que saco para las fotos van directos al saco de #MomentosFelices2016.

Pero supongo que ya os habéis dado cuenta de que todos los blogs y las cuentas de Instagram empiezan a parecer clones y eso me está aburriendo. No sólo eso: parten de algo artificial. ¿Creéis que estas personas desayunan con la cubertería de la abuela, en vajillas que no aguantan el microondas? Pues no, amiguitos, no lo hacen.  Y lanzo esta reflexión porque yo, como todos sabéis, no soy fotógrafa y a ratos me chirría venderos que desayuno en la cama, con la lecherita vintage de mi madre (que es lo único auténtico de la foto), ideal de la muerte, sin legañas, mientras leo una novela. Pues va a ser que no. Yo me levanto, me pongo un moño con la mitad de los pelos fuera y me limito a gruñir hasta el segundo café.

P1090842
¡Ay, que la cucharita me ha quedado del revés!

Estas cosas que se me pasan a mi por la cabeza, un lunes de buena mañana, son una mezcla de sentimientos encontrados y sobredosis de fotos idénticas. Me encanta que mis fotos sean ideales y ¿por qué no reconocerlo?, muchas veces son muy parecidas a las que veo por ahí, pero me gustaría que la gente normal y corriente que se levanta a las 6:30 am para trabajar no se sienta frustrada por no ser “imperfectamente perfecta”. Y sobre todo, no quiero que penséis que mi vida es esto, porque en mi casa hay cables sueltos, pelusas y desorden; trabajamos un montón de horas y sólo mantener el blog, hacer las recetas y las fotos supone un esfuerzo. Quiero mejorar, aprender y disfrutar, pero no quiero sentirme bajo el yugo de tener que alcanzar la perfección con cada foto y cada receta. Y a ratos, a parte del empalague que supone ver cientos de imágenes moñas absolutamente iguales, uno siente que sus fotos son un churro; su casa, un asquete y sus recetas, una porquería.

Dicho esto, os voy a dejar la receta que alegra mis mañanas desde hace varias semanas y hace que mis desayunos, aunque no sean muy Pinterest, sí sean muy ricos.

  • PAN DE MOLDE CON NUECES

Cantidad para una pieza en molde de plum cake

500 g de harina con unos 10.5-11 g de proteína.

75 g de leche entera

225-275 g de agua (en total, es un 60-70% de hidratación. Yo los hago al 70% pero reservaos un poco de agua por si no os apañáis amasando masas tan hidratadas)

25 g de azúcar

12 g de levadura fresca de panadero

10 g de sal

50 g de mantequilla en pomada

100 g de nueces picadas

1.- Se mezclan todos los ingredientes secos en un recipiente grande y se añaden la leche y el agua.

2.- Se integra todo bien con la mano. Cuando se ha mezclado toda la harina, se vuelca en la encimera o en la vitrocerámica (si vuestra encimera es diminuta, es buen sitio para amasar).

3.- Se procede a amasar durante un rato largo, a mano o a máquina. Desde que he aprendido, yo uso el amasado francés porque hidrato mi masa al 70% y es un pringue. 

4.- Cada 2-3 minutos de amasado, dejad reposar la masa unos 5 minutos. Creedme: funciona. 

5.- Cuando la masa comience a estar lisita, se deja reposar un poco y se añade la mantequilla. Al hacer esto, lo siento, pero vuestra masa volverá a ser un engendrillo. Amasad hasta conseguir que todo se integre y dejad reposar otra vez (aquí yo uso el amasado tradicional, me parece más fácil).

6.- Cuando la masa esté bonita, lisa y no muy pegajosa, se añaden las nueces y se le da otro amasado suave.

7.- Se forma una especie de hatillo, se mete en un recipiente, tapado con papel film y se deja en la nevera 6-8 horas.

PicMonkey Collage

8.- Se saca de la nevera. Aprovecháis para calentar el horno al máximo durante 1 minuto: de esta forma el horno estará a 27ºC y conseguiréis algo parecido a una cámara de fermentación casera.

9.- Se forma un rectángulo con la masa. No hace falta rodillo, simplemente se extiende de modo que el lado más corto del rectángulo sea del mismo tamaño que el largo de vuestro molde, para que quepa.

10.- Se hace un rollito con el rectángulo de masa, se coloca en el molde con el cierre hacia abajo y se mete en el horno APAGADO durante hora y media o 2 h.

PicMonkey Collage-2

11.- Cuando ha levado, se saca y se pone a calentar el horno a 220º. Es útil que dejéis en el fondo una bandeja con tornillos en el fondo del horno.

12.- Para el horneado: se introduce el pan en el horno y, a la vez, se vierte agua caliente sobre la bandeja con tornillos, para que haga vapor. Se hornea 20 minutos a 220ºC, controlando que no se os queme por arriba. Después, se baja la temperatura a 180ºC y se deja otros 25 minutos con la puerta entreabierta.

13.- Se saca y se enfria en rejilla directamente.

P1090848-2
¿Habéis visto qué maravilla de miga hace este pan?

 

  • Notas varias:

.- Dicen que se puede congelar la levadura fresca, pero no os lo aconsejo porque luego no sabes cómo se va a comportar.

.- Si tenéis las manos muy calientes y se os monta un tinglao al incorporar la mantequilla, dejadla reposar 10 minutos en la nevera.

.- El reposo amasa, como dice Iban Yarza. En serio. Si vuestra masa es una desgracia, dejadla reposar un rato.

.- Podéis hacer el pan sin nueces, usando exactamente la misma receta. Si queréis poner otros “tropezones”, la cantidad máxima a usar es el 25% de la harina.  Sugiero añadir cúrcuma a la masa para darle un toque original, pero ya vais practicando y me contáis vosotros cuánta. Otras opciones son chocolate, naranja confitada, pasas, pistachos…

 

 

 

 

 

 

Anuncios

4 Comentarios Agrega el tuyo

  1. ari dice:

    Jajajajaja!
    Me encanta! Clara como las de los huevos!
    Estoy totalmente de acuerdo con lo dicho y juro que he visto el pan en persona y tiene una pintaza!!!!

  2. Itziar dice:

    Qué buena pinta! Tomo nota 😉

  3. yolitq ^-^ dice:

    Te sigo desde esta mañana cuando vi un comentario tuyo en el instagram de El Comidista, al leer este post tuyo ne he sentido totalmente identificada con tus reflexiones, porque la perfeccion imperfecta llega a sobrepasar ciertoa limites.

    Yo tengo un blog sobre cocina-reposteria y desde que empezaron a pulular por la red esos blogs blancos tan impolutos y esas fotos tan perfectas me siento frustada porque me digo a mi misma que a ver quien quiere ver esas fotos y recetas tam normales comparado con lo que veo yo todos los dias en instagram 😦

    Yo tambien he hecho algun curso de.fotografia culinaria y si, todo son modas y perfecciones y es triste no mostrar la realidad
    Siento este testamento y mas el dia que he empezado a seguirte pero ha sido como si estuvieras dentro de mi cabeza

    Por cierto, el pan espectacular!!’ Si te gusta este mundillo panarra yo te recomiendo que hagas 2 cursos si puedes: pan casero con Bakestreet y pan de masa madre con El horno de Babette, para mi imprescindibles. Aunque a mi quien me metio el gusanillo panarra fue Su de webosfritos en um curso que consegui hacer con ella, he hecho varios de sus panes y hummm deliciosos!!

    Ya tienes una seguidora mas 😉

    1. Hola! Llevaba semanas queriendo escribir este post, desde que comencé el curso y hoy me he decidido. Muy guay (para mi) que haya coincidido con el post de El Comidista.
      Reconozco que la fotografía es un reto para mi y me encanta, lo cual no quiere decir que haya que pasarse con la perfección y la ñoñería.
      Yo a ratos caigo y a ratos me revelo…
      No sientas el testamento, que yo empiezo a escribir y no hay quien me pare… Sólo superable por mi capacidad para hablar a toda pastilla…
      Un saludo y gracias por el comentario y por pasarte por aquí!!!

Me encanta que comentes mis post, por favor, ¡anímate a dejar un comentario! Me los leo y contesto a todos :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s