CHARLOTA DE FRESAS

Los últimos meses han sido una locura de obras en casa, motivo por el cual he estado ausente del blog. La verdad es que las obras desgastan, pero ahora tengo cocina nueva… ¡la cocina de Pin y Pon pasó a la historia! En estos meses he echado mucho de menos cocinar y tenía muchas ganas de hacer una receta con fresas. Me encantan las fresas y aunque ahora ya casi se ha terminado la temporada, no me he resistido a comprar unas pocas antes de que desaparezcan. Esta charlota es una receta fácil, sobre todo, si haces como yo y compras hechos los bizcochos. Me hubiera gustado hacerlos yo, pero ahora mismo no dispongo de mucho tiempo y las recetas complicadas se quedan para momentos mejores.


 

Las charlotas se hacen tradicionalmente con bizcochos de soletilla, pero yo compré unos bizcochitos alargados que tenían pinta de tiernos por dos motivos: que los bizcochos de soletilla no me gustan mucho, porque tienden a ser secos y que no los había en el super al que fui.

Hice una charlota bien grande, en molde de 26 cm, porque en mi curro somos unos tragaldabas y si llevo una pequeñita de 18 cm no llega para todos. Las tartas pequeñas son infinitamente más fáciles de manejar, de pasar del molde a un plato y, además, en las casas normales es mucho más lógico usar un molde pequeño que uno grande, salvo que queráis estar 4 días comiendo tarta. Os recomiendo que ajustéis las medidas, calculo que con 2/3 de la receta os valdrá para un molde normal.

 

  • CHARLOTA DE FRESAS

Unos 60 bizcochitos alargados o soletillas

350 ml de nata de montar 35.1% MG

250 g de fresas

5 hojas de gelatina neutra

100 g de azúcar

200 ml de leche 

1.- Se comienza forrando el molde con los bizcochos. Para esto, se mojan en leche los bizcochos que váis a usar para las paredes del molde SÓLO POR UN LADO, que es el que quedará hacia el interior del molde. El lado seco quedará hacia afuera.

2.- Se mojan otros bizcochos para la base de la charlota, pero estos se mojan por ambos lados. Forráis las paredes y la base de esta manera.

3.- Por otro lado, se limpian y se trituran las fresas. Después se pasan por un colador para retirar las pepitas.

4.- Se ponen a hidratar las hojas de gelatina durante 5 minutos en agua fría.

5.- Mientras tanto, se monta la nata hasta que queda semi-montada. No la montéis del todo, la textura es mucho mejor si la dejáis sólo semi-montada (fijaos en la textura de la nata en la foto).

6.- Cuando la gelatina está bien hidratada, se escurre bien y se mete en el microondas unos 30 segundos. Veréis que la gelatina se derrite del todo, entonces la podéis añadir al puré de fresas.

7.- Se mezcla bien hasta que la gelatina se disuelve completamente en el puré.

8.- En este punto, se añade la nata semimontada al puré de fresas. Añadidlo por partes y lo integráis con movimientos envolventes poco a poco.


9.- Cuando está la mousse hecha, se vierte la mitad en el molde, cubriendo todos los bizcochos.

10.- Se pone otra capa de bizcochos encima de la mousse (acordaos de empaparlos en leche) y se cubre con el resto de la crema que queda. Se alisa la superficie y se mete en la nevera unas 12 horas.

11.- Esta tarta se suele presentar con una cinta alrededor, ¡yo creo que es una forma de que los bizcochos no se caigan! 😄

Anuncios

8 Comentarios Agrega el tuyo

  1. UanPound dice:

    ayyyyy qué pinta más buena. Yo no he hecho nunca una charlota y, honestamente, es que no sabía ni cómo se hacían. Ahora que me has ilustrado veo que es muy parecido al tiramisú. Bizcochitos empapados (¿has usado realmente 60?) y crema de nata montada a capas. Facilito y fresquito para verano. Éxito total. Pues a ver si me animo que por la sierra madrileña todavía hay fresas 😀 Por cierto, me debes fotos de tu cocina nueva 😉
    Besazo grande grande

    1. ¿He dicho que la tarta era enorme? Pues era ENORMEEEEE!!! 😂😂😂
      En mi curro hay mucha gente y no vale con una tartita normal y al tener que cubrir toda la circunferencia y toda la base, hacen falta muchos bizcochos. El método, efectivamente se parece al del tiramisú pero en mi opinión la mousse es infinitamente más sencilla.

      Hace poco he probado a hacer tiramisú con pasta bomba y es lo más!

  2. Mercedes Morentin Pascual dice:

    Muy buena pinta tu Charlota, con un aire fresco de primavera, me ha gustado. Muchos muaccccc.

    1. Sí, tiene un poco de “trampa” porque se puede hacer con los bizcochitos o soletillas comprados y eso facilita mucho. En realidad, sólo hay que hacer la mousse de fresas y montarla.
      Gracias por el comentario, me encanta que te pases por aquí! Un beso enorme!

  3. Cristina dice:

    Mmm qué pinta!!! Bienvenida de vuelta!!!

    1. Gracias por la bienvenida y por haber seguido ahí en la espera!! Un beso!

  4. missweetness dice:

    Yo la haré de melocotones este finde!!!

    1. Qué bieeeen!!!! No soy yo muy melocotonera, pero casi cualquier otra fruta de verano me chifla y casi todas las considero aptas para convertir en charlota.
      Un beso!

Me encanta que comentes mis post, por favor, ¡anímate a dejar un comentario! Me los leo y contesto a todos :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s