TARTA DE BONIATO

BONIATO2

Tras una larga, muy larga, larguísima (casi eterna) pausa bloggera traigo una tarta que no había hecho nunca, bastante parecida a la típica tarta de calabaza que sale en las películas para Acción de Gracias.

Aunque sé que suena a receta americana (y lo es), yo la primera vez que la comí fue en la isla de San Miguel en las Azores, en una cafetería con un mirador maravilloso protegido del tremendo viento que sopla en el norte de la isla.

azores

Si nunca habíais pensado en las Azores como destino, os lo recomiendo mucho porque es un paraíso fácilmente accesible desde Europa y con posibilidad de hacer un turismo activo muy interesante. Os dejo aquí el enlace al precioso blog de mis amigos de Con un par de maletas, pero sobre todo, os aconsejo muy fuerte que miréis su Instagram porque es lo más de lo más.

Y una vez que os he dado mi consejo viajero del día, ¡vamos con la receta! 😉
.- TARTA DE BONIATO: consejos sobre el proceso.

  • La tarta consiste en una masa quebrada rellena de una especie de natilla con puré de boniato.
  • He usado un molde microperforado tipo quiche de 18 cm, con base extraíble como este. Si nunca habéis visto un molde perforado os diré que mejora muchísimo el resultado de las tartaletas, ya que permite que el calor circule uniformemente y evita que la masa se hinche en el horno. Si hacéis una al año no os compensa, pero si os gustan, no dudéis en haceros con uno, os facilitará enormemente el trabajo.
  • Es mejor hacerla en 2 días, aunque se puede hacer en una mañana, pero yo he descubierto que no solo el reposo de la masa la mejora, sino que yo tiendo a hacer las cosas con más cuidado y me frustro menos si me organizo para hacer las cosas a poquitos que todo de golpe.
  • Todos los pasos se pueden hacer a mano, pero yo los hago con máquina por comodidad.
  • PARA LA BASE (DÍA 1)

150 g de harina floja

75 g de mantequilla blanda pero fría

15 g de azúcar

50 g de agua

1.- Se baten la mantequilla y el azúcar con la pala de la amasadora o con la mariposa de la Thermomix a velocidad mínima, lo justo para que se integren.

He cometido mil veces el error de cremar la mantequilla hasta montarla y blanquearla, pero eso hace que coja aire y se hinche en el horno, por lo que hay que batir muy poco.

2.- Se vuelca la harina y se bate a velocidad mínima, se formará una especie de arena.

3.- Por último, añadir el agua y terminar de amasar a mano hasta que se haga una bola. Procurad no calentar mucho la masa con las manos.

4.- Se pone la masa entre 2 hojas de papel de horno lisas (u hojas de guitarra, aunque es posible que no tengáis) y se estira con el rodillo hasta conseguir que quede de unos 2 mm.

5.- Se enfría unos 20-30 minutos en nevera, que la masa esté fría pero flexible y la colocáis sobre el molde. Se necesita un diámetro de masa aproximadamente 2 o 3 veces mayor que vuestro molde, aunque luego os sobrará mucha.

Al colocarla, procurad apretar bien la masa contra el molde, de modo que no queden huecos con aire que os estropearían la cocción.

A continuación, se pincha la masa con un tenedor pero sólo de forma superficial, nunca debéis atravesar la masa o se os escapará el relleno y se lía una muy parda en la cocina.

simpsons gif

Vale, igual no tan tan parda… Ya sé que no sois Homer.

6.- Se tapa con film de cocina y se congela 12 horas. Si queréis hacer decoraciones, es el momento de recortarlas y reservarlas.

  • PARA EL RELLENO (DÍA 2):

280 g de puré de boniato

2 huevos L (tengo costumbre de comprar de gallinas camperas)

80 g de nata de montar

70 g de azúcar moreno

5 g de canela (se puede usar mezcla de 4 especias: canela, clavo, nuez moscada y jengibre).

1.- Se comienza cociendo el boniato durante 30 minutos en agua hirviendo.

2.- Cuando temple, se pela (la piel sale practicamente sola) y se pesan los 280 g y se trituran (también podríais aplastarlo con un tenedor si os gusta un toque más “rústico”), puesto que es muy complicado conseguir un boniato que pese exactamente eso. A mi me hizo falta 2/3 de uno grande. El resto no lo tiréis, que es buenísimo y queda fenomenal con pollo asado.

3.- En este punto, vais precalentando el horno a 170ºC con ventilador, calor arriba y abajo.

4.- Cuando llegue a la temperatura, se introduce la tartaleta directamente del congelador sin rellenar y se hornea 15 minutos. No tiene que dorarse, solo precocerse porque si no con el relleno os quedaría cruda.

5.- En un cuenco grande, se baten ligeramente los huevos con el azúcar moreno.

6.- Se incorpora la nata y se vuelve a batir, obteniendo una natilla.

7.- Por último, se mezcla con el boniato y la canela.

8.- Pasados los 15 minutos de horno, se saca la tartaleta y se vierte directamente el relleno.

9.- Se cuece sin modificar el horno durante 40 minutos.

10.- Cuando finalice la cocción aseguraos de que no está cruda en ningún sitio, el centro tiende a quedar más hundido y los bordes más hinchados, pero se deshinchan al enfriar.

img_20181011_1933021292436811.jpg

11.- Se desmolda inmediatamente y se enfría sobre una rejilla, por dos motivos. El primero es que después es mucho más difícil de despegar la masa del molde y el segundo, que si lo dejáis dentro se reblandece la masa y pierde gracia.

Espero que os animéis a hacerla y me lo contéis. ¡Feliz otoño amores!

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Carmen dice:

    Una vez más, es un placer leerte 🙂

Me encanta que comentes mis post, por favor, ¡anímate a dejar un comentario! Me los leo y contesto a todos :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s