BIZCOCHO (FÁCIL) DE LIMÓN Y ARÁNDANOS

English version here.

Hay días que te levantas y quieres que huela tu casa a bizcocho, pero sin florituras. BIZ CO CHO. Horno caliente emanando ese olor dulzón que lo inunda todo. Maravilla.

Esta es ese tipo de recetas, muy propia para tiempos de confinamiento. Quieres entretenerte un rato y comer rico, sin pasarte 2 días preparando una tarta. Que no vamos a celebrar las bodas de oro de nadie, sólo disfrutar del día a día, de no estar enfermos, de no haber pasado el virus o de haberlo pasado y estar de alta en casa, vivo, con tu familia, tu novia o tu gato. Claro que ahora que lo pienso, no creo que pueda haber nada mejor para celebrar que el hecho de estar vivo.

BIZCOCHO FÁCIL DE LIMÓN Y ARÁNDANOS

  • PARA EL BIZCOCHO:

115 g de mantequilla

120 g de azúcar

195 g de harina

15 g de impulsor químico (o levadura tipo Royal)

5 g de sal

2 huevos

120 ml leche entera

50 ml zumo de limón

Ralladura de 2 limones

150 g de arándanos o cualquier fruto rojo que os guste.

  • PARA EL GLASEADO:

25 g de azúcar blanco

El zumo de 1 limón grande.

  • INSTRUCCIONES:

1.- Se bate la mantequilla, que debe estar a temperatura ambiente, hasta que se ablande. En este punto, yo rallé los limones, para que al batir fueran soltando aroma, aunque podríais añadirlo en cualquier otro momento.

2.- Se añade el azúcar y se vuelven a batir, intentando blanquear la mantequilla. Esto le dará aire y, por tanto, esponjosidad al bizcocho.

3.- Se incorporan los huevos uno a uno y se bate a baja velocidad.

4.- Se añaden la mitad de los ingredientes secos (en este caso harina e impulsor), tamizadas.

5.- Se vierte la mitad de la leche y se mezcla, siempre a la mínima velocidad o a mano.

6.- Se terminan de incorporar el resto de la harina y la leche y se añade, por último, el zumo de limón. La masa será densa y esponjosa.

7.- Se enharinan los arándanos para que no se hundan al fondo del molde y se mezclan suavemente con una espátula para no romperlos.

8.- Se hornea en horno previamente precalentado a 180ºC (calor arriba y abajo, sin ventilador) durante 45 minutos. Comprobad que esté bien hecho con un palillo.

9.- Mientras se hornea el bizcocho, preparáis el glaseado. Su misión es darle un sabor a limón más intenso y mantenerlo jugoso más tiempo. Disolvéis el azúcar en el zumo de limón. Si no termina de diluirse, se puede calentar un poco en el microondas (yo lo puse 20 seg). Reserváis.

10.- Cuando el bizcocho esté hecho, se deja unos minutos fuera del horno y se desmolda sobre una rejilla. Mientras esté caliente todavía, se cubre con el glaseado.

Podéis deccorar o no, porque es un bizcocho con tanto sabor, que necesita pocos o ningún extra.

No puedo cerrar este post sin recordaros la imporancia en este momento de cuidarse y cuidar a los demás. De ser generosos, empáticos, cariñosos y responsables, con nuestras propias vidas y con las ajenas. Poneos mascarilla en lugares públicos, lavaos las manos, pasad el mayor tiempo posible en casa, saliendo sólo para lo imprescindible e intentad disfrutar de lo pequeño y bonito que tiene la vida, que es mucho.

Besos a todas.

Mercedes

Un comentario Agrega el tuyo

Me encanta que comentes mis post, por favor, ¡anímate a dejar un comentario! Me los leo y contesto a todos :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s