MAGDALENAS DE ARÁNDANOS, LIMÓN Y SEMILLAS DE AMAPOLA

La gente más «cool» que yo, las llamaría muffins, pero me da la sensación de que eso es querer convertir a mis magdalenas en algo más pretencioso y más hipster. Son magdalenas. Buenísimas, con sus arándanos enteros y un crujiente por encima (al que también podéis llamar «crumble»), que hacen que tengan una combinación buenísima…