OBSESIONES QUE TOMAN FORMA: LA TARTA DE LAS ROSAS

Con el tiempo descubriréis que cuando se me mete una cosa entre ceja y ceja, no paro hasta que lo consigo. Un psiquiatra una vez me dijo que soy un poquito “obsesiva”. Ay, majo, ¿creías que no lo sabía ya? (Nota: acabo de darme cuenta de que ahora todos pensáis que frecuento la consulta del…