HELADO DE SÉSAMO NEGRO

Menudo verano. Menudo 2020, en realidad. Todo empezó como cualquier otro año, brindamos.con champán por el 2020, comimos uvas, trabajé el 1 de Enero… Lo de siempre. Y de golpe, APOCALIPSIS.

Pánico, desorden, papel higiénico agotado, confinamiento, dudas, miedos, sentirnos afortunados de no estar enfermos, aplausos a las 8 pm y planes cancelados.

Y otra vez sin saber muy bien como, llegan el verano, las terrazas y los rebrotes. Menudo festival. No sé definir estos 8 meses sin caer en tópicos, para mi han sido una montaña rusa. De la felicidad de tener a mi amiga de Leo conmigo pasé a la pena infinita de perder a Teo y, de ahí, al estado de estupor y confusión de la cuarentena, mientras iba a trabajar con más problemas que nunca y volvía preocupada de contagiar a Javier. Por último, el 2020 (gracias) decidió poner en mi vida un rayo de alegría y risas permanentes llamado Leia. En serio, menudo viaje en 8 meses.

Foto de Con un par de Maletas.

Cada cual ha sobrevivido como buenamente ha podido. Algunos han leído, otros han meditado, otros ha hecho más deporte que en toda su vida y yo he probado mil recetas, unas acabaron en la basura y otras pasaron a convertirse en clásicos.

Entre ellas, está el helado de sésamo negro que hoy os traigo. Pensaba que iba a ser incomible y resulta que no puedes parar de comerlo.

Podéis hacerlo con praliné de sésamo, garrapiñando el sésamo en proporción de 40 g de azúcar por cada 100 g de sésamo o con pasta de sésamo y 40 g de azúcar. Yo opté por la primera opción.

HELADO DE SÉSAMO NEGRO

Para medio litro de helado.

2 yemas de huevo

150 ml leche

100 ml nata montar

160 g praliné de sésamo

10 g de estabilizante para helados (opcional pero muy recomendable).

1. Se hierve la leche con la nata y se vuelca sobre las yemas.

2. Verter la mezcla en un cazo y cocer hasta que alcalce 85° (hervor suave).

3. Retirar del fuego y añadir el praliné y el estabilizador.

4. Meter en un tupper o recipiente y dejar unas 6 h en nevera.

5. Congelar y mezclar cada 3 horas unas 2-3 veces o, si tienes un robot tipo Thermomix, lo trituras durante 30 segundos y vuelves a congelar.

6. Morir de gusto.

Me encanta que comentes mis post, por favor, ¡anímate a dejar un comentario! Me los leo y contesto a todos :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s