POLOS DE YOGUR Y FRESA

Me uno a las miles y miles de recetas de helados que aparecen en todos los blogs en verano. Es normal, excepto en el norte, que no hacemos más que ver llover, los demás estáis achicarraos de calor y deseando algo fresquito.

Como vivimos en el mundo de las dietas, con la obsesión por comer healthy y estar fit, os traigo unos polos de yogur a los que no les he añadido azúcar si no edulcorante, aunque luego los haya untado en chocolate para las fotos, jejeje.

 

Los polos de yogur no tienen textura de helado, no son cremosos, sino más bien duros, ya que no he añadido nata, sólo lleva yogur y fruta. Si queréis unos helados cremosos, tendréis que montar nata y mezclarla con el yogur. Me he decantado por el yogur griego porque es el más cremoso, pero podéis usar uno normal (no os aconsejo usar desnatado) y utilizé fresas, que era lo que tenía en casa, pero posteriormente los he hecho también con plátano aplastado.

 

Sobre los moldes. Yo tengo estos de Silikomart, porque soy adicta a los moldes de esta marca. Son fáciles de desmoldar y ocupan poco espacio en el congelador. Son tamaño mini, así que dan para un capricho más que para un postre. Me parecen cómodos de usar los moldes de Zoku (nadie me paga por deciros esto), pero ocupan más espacio en el congelador, así que si lo tenéis lleno “modo madre” como si estuviérais preparándoos para un ataque nuclear, es improbable que os quepan.

 Vamos con la receta:

 

  • Para 4 polos tamaño mini: 

1 yogur griego

8 fresas

Edulcorante líquido al gusto (se puede endulzar con azúcar, miel, sirope de ágave… lo que os guste más. Todos estos endulzantes ayudan a que al congelarlos, salgan menos cristales y quede más cremoso).

 

1.- Se trituran las fresas con la batidora y luego se cuelan para que no queden pepitas.

2.- Se endulza el yogur y se mezcla un poco con el puré de fresas.

3.- Se vierte en los moldes y se congela 12 horas.

 

¡Y se acabó! Fácil, ¿eh? No están mal para tener en el congelador para las tard s tontas de verano.

  • Para cubrirlos con chocolate os hace falta:

60 g de chocolate blancho

Un chorrito de aceite de girasol

 

4.- Hay que tener los polos previamente congelados. Se derrite el chocolate con cuidado en el microondas de 30 en 30 segundos.

5.- Se añade el aceite para que quede más fluido y brillante. Se deja templar un poco.

6.- Se sacan los polos del congelador y se mojan en el chocolate cuando esté todavía líquido. Al contacto con el frío, el chocolate solidifica. Se vuelven a meter en el congelador.

 ¡Feliz verano!

 

Anuncios

Me encanta que comentes mis post, por favor, ¡anímate a dejar un comentario! Me los leo y contesto a todos :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s